Registro obligatorio para quienes dan hospedaje a personas extranjeras

Registro obligatorio para quienes dan hospedaje a personas extranjeras

Una de las manifestaciones del poder de policía que tiene el Estado costarricense es aquella relacionada con el control migratorio que ejerce la Policía de Migración y Extranjería sobre el ingreso, permanencia y egreso de las personas extranjeras en el territorio costarricense; sin embargo, es importante mencionar que estas potestades de control no se limitan a lo anterior, sino que se extienden a otros ámbitos sobre los cuales, por un criterio de conexidad, se podría controlar e incluso sancionar las acciones que transgredan lo establecido en la Ley 8764 y su reglamento.

En este sentido, la ley establece distintos mecanismos sancionatorios que buscan desincentivar aquellas conductas tendientes a relajar o evadir el control de las autoridades sobre las personas extranjeras en el país. En efecto, la Ley General de Migración y Extranjería N.º 8764 dispone en el artículo 181 que todas las personas físicas o jurídicas que brinden el servicio de hospedaje, con fines de lucro, a personas extranjeras, deben llevar un registro de todas las personas que se alojen en sus establecimientos, y este deberá ser puesto a disposición de la Policía de Migración cuando así lo solicite.

Por su parte, el artículo 182 de la citada ley dispone que cuando se proporcione alojamiento a personas que no cuenten con una autorización de permanencia legal en el país, se expondrán a una multa de uno a cinco salarios base (2,311,000 colones o 5,000 dólares americanos).

Ahora bien, este registro, de conformidad con el artículo 204 del reglamento, ordena que la información contenida deberá consignar al menos:

 

  1. Nombre y apellidos de cada una de las personas que se hospedan o alojan.
  2. Nacionalidad.
  3. Sexo.
  4. Número de documento de identificación.
  5. Número de habitación.
  6. País de procedencia.
  7. Fecha de ingreso y salida del lugar de hospedaje.

 

Resulta relevante mencionar que la norma establece la aplicabilidad de esta disposición sobre el concepto abierto de “otros sitios de hospedaje”, dejando claro que no solo los propietarios de hoteles deben cumplir, sino también cualquier otro propietario(a) de un establecimiento que brinde hospedaje, de manera remunerada, a personas extranjeras, como por ejemplo Airbnb, villas, posadas, campings, etc.

A modo de conclusión, es importante que las personas propietarias de estos establecimientos conozcan todas las implicaciones legales relacionadas con el giro comercial de sus empresas, de tal modo que, cuando la administración solicite información para poder ejercer sus potestades de control, usted pueda cumplir con el requerimiento sin verse expuesto a ningún tipo de sanción.

Oscar López

Founding Partner at López & Valverde Abogados

Founding Partner at López & Valverde Abogados
Abrir chat
Hola, cómo podemos ayudarle?