Deportación, Expulsión o Extradición. ¿Cuál es la diferencia?

Deportación, Expulsión o Extradición. ¿Cuál es la diferencia?

El Estado Costarricense, al igual que cualquier otra nación soberana, tiene la potestad de hacer valer, por todos los medios a su haber -incluyendo la fuerza, sus disposiciones normativas sobre todos los habitantes de la nación, sin importar si se trata de nacionales o extranjeros; de modo tal que, cuando se den conductas que denoten una inobservancia de lo establecido en el ordenamiento jurídico, este pueda reaccionar por medio de su potestad sancionatoria para corregir o castigar aquellas conductas desviadas.

Ahora bien, cuando se trata de personas extranjeras que gocen una autorización de permanencia legal, sea bajo un esquema de residencia permanente, temporal, categorías especiales, etc., estas deben tener presente que su permiso podría verse afectado o cancelado, cuando el Estado compruebe, previo debido proceso, la realización de conductas previamente establecidas como sancionables o punibles. De ahí que, la administración pueda echar mano del proceso de deportación, expulsión, o el de extradición; cada uno con consecuencias distintas para la persona sancionada. A continuación, se exponen las principales diferencias entre estos procesos:

  • La deportación es un acto administrativo emitido por la Dirección General de Migración y Extranjería, en el cual se ordena sacar a la persona del territorio nacional cuando haya ingreso de manera ilegal al país, o mediante un documento falso; o bien que permanezca en el país una vez vencido el plazo de permanencia autorizada. La deportación, a su vez trae consigo la prohibición de entrar al país por un periodo de 5 años;
  • La expulsión es un acto administrativo dictado por el Poder Ejecutivo, mediante el cual se ordena la expulsión del territorio nacional por considerarse que sus actividades suponen un riesgo de seguridad y orden público, en cuyo caso, la prohibición de regresar al país será por 10 años; por su parte si la expulsión se da por la comisión de un delito en contra de una persona menor de edad, una mujer, persona con discapacidad, o adulto mayor, a inhabilitación para regresar será de 25 años.
  • La extradición es un proceso de carácter judicial, el cual es definido como “un acto de asistencia judicial en materia penal, en virtud del cual un Estado transfiere a un individuo, acusado o condenado por un delito cometido fuera de su territorio, a otro Estado que lo reclama y es competente para juzgarlo y hacer cumplir lo juzgado”. Así las cosas, la competencia exclusiva para conocer asuntos relacionados a extradición de personas, la ostenta el Poder Judicial, y su proceso se ha desarrollar en observancia de la normativa especial existente para este tipo de asuntos.

 

Ahora bien, debemos recordar que en algunas ocasiones la justicia es ciega, y no es absurdo pensar que puedan cometerse errores en el juzgamiento de personas extranjeras, y se les endose una responsabilidad que no deben soportar; siendo ese el caso, es clave conocer cuáles son las herramientas que el ordenamiento jurídico pone a disposición de los administrados, a fin de que puedan defender sus derechos previa garantía plena de sus derechos procesales frente a la potestad sancionatoria del Estado.

Oscar López

Founding Partner at López & Valverde Abogados

Founding Partner at López & Valverde Abogados
Abrir chat
Hola, cómo podemos ayudarle?